Gobiernos Provinciales

Libres apuesta seriamente por la reducción sustancial del número de políticos y políticas, por aproximar a nuestros mandatarios y mandatarias a las personas, por la reducción del gasto público y la eliminación de duplicidades y por ellos de impuestos en nuestro actual modelo español de Estado. Una de las medidas que consideramos esencial para alcanzar esa proximidad y esa reducción de la clase política y del gasto público, debe ser la sustitución del actual modelo de Diputaciones Provinciales (un modelo arcaico, alejado del pueblo, poco democrático y muy costoso) por un nuevo modelo que haga que las actuales diputaciones sean realmente un eje vertebrador y un elemento esencial de cohesión de nuestros pueblos y municipios. En Libres apostamos por la sustitución de las actuales Diputaciones por Gobiernos provinciales, si bien como expondremos a continuación, no estamos hablando de un mero cambio de nombre sino de un auténtico cambio de modelo. Cada Gobierno Provincial tendrá un ámbito competencial limitado a la extensión territorial de la provincia al igual que las actuales Diputaciones, manteniéndose el actual mapa de provincias españolas, debiendo estar localizada la sede del Gobierno provincial en la capital de la provincia. La composición y distribución geográfica de los pueblos y las comarcas naturales de España, la composición sociológica y los vínculos históricos, sociales y familiares de los españoles y las españolas, el arraigo y el amor a sus tradiciones locales, no deben despreciarse como parece que intentan otras opciones políticas. Al contrario, deben valorarse y considerarse y así lo hace LIBRES como hechos suficientemente importantes para seguir manteniendo un sistema de representación de nuestros municipios y pueblos. Que si bien sea moderno en la gestión económica y de recursos recoja igualmente los sentimientos de sus habitantes. Las líneas maestras de la propuesta de LIBRES se basan en dotar de la máxima importancia y consideración a la historia de nuestros pueblos, a las personas que los habitan, a su extensión, la coherencia geográfica, al ahorro de recursos económicos y una gestión más técnica que política de los mismos, a la cercanía a las personas administradas, a la armonización y mancomunación de bienes y servicios y al pluralismo político mediante listas abiertas. LIBRES apuesta por unos Gobiernos Provinciales con una consideración y un matiz más técnico que político. Cercanos a los problemas reales y prácticos de los administrados. Unos Gobiernos Provinciales donde el contenido partidista e ideológico quede reducido a su mínima expresión y donde la gestión y la cercanía deben ser los ejes de actuación. Donde la actividad administrativa y técnica prevalezca y donde la gestión se deposite en manos de los servidores públicos y las servidoras públicas profesionales ya existentes, personas que la doten de una mejor y menos politizada gestión. Donde todas las actividades de los Gobiernos Provinciales sean realizadas por personal trabajador y técnico de la administración y no por personal político, lo que supondría una gestión más objetiva de los recursos además del consiguiente ahorro directo en sueldos de diputados/das y personal asesor, y por ello de impuestos.

Desarrollo 
Libres apuesta por suprimir las diputaciones bajo su denominación y concepción actual, y proceder a sustituirlas por Gobiernos Provinciales, ya con un diseño más moderno y adaptados a las necesidades reales del ciudadano de cada rincón de España. 

Composición de los Gobiernos Provinciales

Libres propone la elección de los diputados y las diputadas provinciales mediante el sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, mediante un sistema de listas abiertas con el fin de garantizar el pluralismo político y la representatividad de todos los ciudadanos de nuestros pueblos. En el Gobierno Provincial, cada una de las comarcas que forman parte del territorio de la provincia, estará debidamente representada por un diputado o diputada comarcal. Por tanto, el número de políticos y políticas variará en función de la división comarcal en el que se divida cada Provincia pero en todo caso cuanto menos esta medida reducirá posiblemente un 60% el número actual de la clase política en las actuales Diputaciones provinciales. Quien resulte como Presidente o Presidenta del Gobierno Provincial, para el desempeño de las actividades relativas a su cargo, como las personas elegidas como Diputadas o Diputados Comarcales, para el desarrollo de sus funciones, exclusivamente contarán con las personas de los distintos cuerpos y clases de la administración previamente existentes en su provincia. En ningún caso se cubrirán las funciones de asesoramiento y/o gabinetes o funciones de otro tipo con personal ajeno a la administración y siempre ello lo será en su calidad de funcionarios y funcionarias. El mandato será de cuatro años y estará siempre ligado al mandato de alcaldes y alcaldesas y concejales/las, de tal manera que la convocatoria de elecciones municipales, en su provincia, supondrá necesariamente la convocatoria de elecciones de Gobiernos Provinciales. Los diputados electos y las diputadas electas no podrán acumular más de dos mandatos seguidos dentro de un mismo Gobierno Provincial. 

Circunscripciones comarcales 

Habrá que considerar que España no dispone de uniformidad a la hora del establecimiento jurisdiccional de la división de las provincias en comarcas. Existen varias provincias que disponen de esa distribución administrativa mediante su propia normativa provincial o autonómica (Aragón, Cataluña, Valencia, País Vasco y Galicia). Para el resto se deberán considerar otros criterios. En este sentido proponemos el mantenimiento del sistema jurídico actual de la distribución geográfica y social de los diferentes pueblos de España mediante las comarcas, naturales o jurídicas existentes actualmente, con la consiguiente armonización que sea considerada por sus ciudadanos y ciudadanas. Para cada provincia que en la actualidad tenga una división comarcal previamente establecida en función de sus estatutos de autonomía se mantendrá ésta como circunscripción, salvo petición expresa de los pueblos que así lo consideren mediante el correspondiente expediente de desafección / desanexión. En el caso de las Islas Canarias, así como de las Islas Baleares, Ceuta y Melilla, se debe atender a la propia idiosincrasia, a su forma de gobierno histórica y actual, desarrollándose en su caso el régimen concreto de sus circunscripciones concretas mediante cabildos y otros entes que sean preferidos por sus ciudadanos y ciudadanas.  

Sede de la Oficina Comarcal (Subsede del Gobierno Provincial)
Como ubicación para la oficina del diputado o la diputada comarcal se establecerá la “Sede Comarcal del Diputado/da Electo/ta” que se ubicará normalmente en la cabeza de partido o en el lugar de mayor población. Utilizará instalaciones y personal de la propia administración provincial o local en su caso, no pudiendo en ningún caso incrementarse los gastos corrientes de la administración por ese motivo. 

Candidaturas y proceso electoral

Cada candidatura comarcal se presentará mediante lista de cuatro seis u ocho candidatos y candidatas, mitad hombres y mitad mujeres. Para presentar candidatura, se necesitará un número de firmas avales de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción comarcal, obtenida entre al menos 3/4 del total de los municipios conforme al siguiente baremo:  Comarcas habitantes < 5000 al menos 150 firmas aval.  Comarcas habitantes > 5000 y < 25000 al menos 300 firmas aval.  Comarcas habitantes >25000 y < 50000 al menos 500 firmas aval.  Comarcas habitantes < 50000 al menos 1000 firmas aval. Las candidaturas podrán ser presentadas por los partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores, pero también por personas de la sociedad civil no adscritas a ningún tipo de los anteriores. 

El sistema de votación será de listas abiertas y cada elector/ra podrá otorgar un máximo de tres votos. Podrá no votar a nadie, votar a un candidato/ta, a dos o a tres de entre los que aparezcan en cualquiera de las listas. Se establecerá un sistema de financiación pública para los gastos electorales con cargo a los presupuestos del Gobierno Provincial con una cantidad fija por cada uno de los votos recibidos para las cuatro primeras candidaturas que hayan resultado en cada una de las comarcas. No serán consideradas a los efectos anteriores aquellas candidaturas que no hayan recibido al menos el 10 % del total de los votos emitidos en la comarca concreta. El/La candidato/ta con mayor número de votos será la persona elegida como Diputado o Diputada Provincial por su comarca, y quien obtenga el segundo mayor de votos será la persona que ocupará su cargo en caso de que el Diputado o Diputada Provincial, por cualquier motivo, deba abandonar su cargo con anterioridad al fin de su mandato. 

Defensor/ra Comarcal

Se instaura la figura del Defensor/ra Comarcal, cercano/na a los problemas de las personas y con funciones entre otras de consulta y evacuación de informes sobre actuaciones y resoluciones de las alcaldías y de los propios gobiernos provinciales y de sus funcionarios y funcionarias. El Defensor/ra Comarcal será una figura accesible para todos/das las personas que invoquen un interés legítimo. Deberá tener nacionalidad española, ser mayor de edad, vecino/na de la comarca o con arraigo y reconocimiento en ella, prestigio social y en el uso de sus derechos civiles y políticos. Su elección se producirá, en circunscripción única en la comarca concreta, en las mismas elecciones que a las de Diputados/das Comarcales. Cada candidatura comarcal se presentará mediante lista de al menos dos personas, hombres y mujeres en igual cantidad. No irán en ningún caso avaladas por partidos políticos. Para presentar candidatura, se necesitará al menos el 5% de firmas avales de las personas inscritas en el censo electoral de la circunscripción comarcal concreta, obtenidos entre al menos 1/2 del total de los municipios. Su cargo no será en ningún caso remunerado. Para el cumplimiento de sus cometidos será auxiliado/da por personal de la propia administración provincial o local en su caso. Utilizará instalaciones de la administración local o provincial. No pudiendo en ningún caso incrementarse los gastos de la administración, corrientes ni de otro tipo por ese motivo.   


Copyright ©2016 Libres.info - Todos los derechos reservados.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo