Justificación

Urge recuperar los valores sociales perdidos. Es necesario devolver al ciudadano tanto sus derechos como sus libertades. Esta es la esencia de Libres.

 Libres nace de la necesidad de conseguir una España más ajustada a los principios democráticos que tomen sustento de una política de corte social liberal. Bien sea en la condición de simpatizante, o en la de afiliado, creemos que la adscripción a una determinada formación política, tomando como base etiquetas convencionales (derechas, izquierdas o de centralidad), hoy, ha dejado de interesar al ciudadano. En este sentido, y como premisa, trataremos de definir unos cambios específicos y eficientes que transformen el actual modelo de convivencia y de relaciones entre la sociedad civil y el poder político. El objeto de esta transformación, una vez sea concluida, será el de exponerla y defenderla ante la sociedad con el fin de recuperar los valores perdidos para que ésta sea la principal protagonista de su destino, sometiendo al poder y no al revés. Entendemos que los valores sociales son esenciales para fomentar la armonía en las relaciones que se establecen los ciudadanos entre sí, y también de éstos con el estado. Impulsaremos los siguientes valores: paz, respeto, igualdad y equidad, fraternidad, solidaridad, dignidad, cooperación, honestidad, honradez, libertad y responsabilidad. Hace falta un cambio normativo que le devuelva al ciudadano sus derechos, y blinde sus libertades de cara al futuro, capaz de generar un modelo de democracia en el cual los ciudadanos participen activamente en la construcción de los órganos del Estado necesarios para terminar con el monopolio de los partidos políticos.

 El ideario o posicionamiento del partido Libres albergará, con vocación de servicio público, el afán de recuperar el protagonismo de la sociedad civil frente a la clase política, promoviéndolo desde diferentes aspectos: -Con Vocación social, defenderemos la libertad de los individuos, tanto en sus relaciones sociales como en sus iniciativas privadas. El concepto del individuo como sujeto activo de la sociedad debe hacerle acreedor de poder recibir los beneficios del estado en materia de bienestar social, entendido como el anhelo al que aspira toda sociedad moderna y avanzada que forma parte del actual mundo occidental. -Con Vocación liberal, promoveremos las libertades civiles y la democracia representativa, entendiendo que, desde un punto de vista económico, debe limitarse la intromisión del estado en las relaciones comerciales, garantizando la igualdad de condiciones en la participación de los individuos en un mercado de libre competencia. -Con Vocación política, lucharemos por entregar el poder a los ciudadanos, debiendo ser éstos quienes elijan a sus representantes de manera libre y soberana. Es por esto por lo que proponemos la apertura de un proceso constituyente, a fin de favorecer la participación ciudadana. El objeto de este proceso será el de elaborar un sistema representativo y moderno que garantice los derechos fundamentales y libertades individuales que inspiraron la Constitución del 78.

¿Por qué un nuevo partido?

 Este nuevo partido surge de la necesidad de corregir los desvíos producidos a lo largo de nuestra etapa democrática nacida con la Constitución del 78. Ante la crisis económica que afecta a un sector importante de la sociedad civil, y la desatención por parte del estado de un mínimo de necesidades básicas de las familias afectadas, creemos necesario la implicación de la sociedad civil en la búsqueda de soluciones. Dada que la base de la ciudadanía democrática es la igualdad en libertad, es decir, todos iguales ante la ley, la consecución de este objetivo exige la cohesión institucional y simbólica del Estado encargado de definir y garantizar los derechos concretos de los ciudadanos. En este sentido, creemos que actualmente, esa igualdad exigible para con nosotros, está hoy seriamente amenazada en España. Debido, fundamentalmente, a los excesos de un modelo territorial a merced de las constantes presiones provenientes de los nacionalismos periféricos. De aquí la necesidad de aunar esfuerzos por parte de la sociedad civil para contribuir a una estabilidad y unión territorial inquebrantables, de tal modo que defina la futura viabilidad del estado español por muchos años.

 En la creencia de que el Estado Español debe representar y garantizar los justos intereses de los pueblos que lo componen, así como velar en las instituciones por el cumplimiento democrático de la ley, defenderemos la igualdad en toda la extensión del territorio nacional del derecho de todo ciudadano de recibir los servicios esenciales de Justicia, Sanidad y Educación, procediendo a la devolución de estas competencias al gobierno de la nación. Un estado democrático tiene que ser laico, es decir, debe ser neutral ante todas las creencias religiosas siempre que éstas respeten los Derechos Humanos, nuestro sistema jurídico, y también a aquellos colectivos agnósticos que no creen en religión alguna. El laicismo no es una postura antirreligiosa, sino que simplemente se opone a la manipulación teocrática de las instituciones públicas. El Estado laico reconoce la fe religiosa como un derecho de cada individuo, sometido únicamente a las leyes civiles, pero no como un deber de los poderes públicos en tanto legislan, educan o financian diversas actividades culturales. Por tanto, en pos de la igualdad de todos los creyentes y no creyentes, quisiéramos alcanzar un estado verdaderamente laico en el que ninguna religión pierda sus derechos, pero sí que desaparezcan los privilegios actuales de algunas religiones, sin menoscabo de las tradiciones inherentes a la historia del pueblo español de ascendencia cultural cristiana. El estado debe asegurar la solidaridad interterritorial, mediante el reparto racional de la riqueza generada por el trabajo de los españoles, de forma que ningún ciudadano se vea discriminado por su origen, o situación social. La lengua española y la unidad territorial son principios irrenunciables de la sociedad española como única vía para garantizar el desarrollo de todos los pueblos que componen el estado. Sin menoscabo de las lenguas cooficiales, propias de ciertas regiones de España, que contarán con el apoyo del estado para su preservación cultural. En resumen, promoveremos la creación de un nuevo partido político. Creemos que justificado por la necesidad de garantizar la unidad institucional y la coordinación tanto legal como fiscal del Estado de Derecho, así como su rigurosa laicidad y optimización de servicios públicos con el fin de posibilitar la igualdad de los ciudadanos en el ejercicio de sus libertades democráticas.

Copyright ©2016 Libres.info - Todos los derechos reservados.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo