Inmigración

Hablar de inmigración es hablar de personas, muchas de las cuales tienen que buscar fuera de su país lo que no encuentran en el suyo. Hablamos de seres humanos y, en Libres, tenemos una máxima bien clara al respecto: toda política migratoria debe asentarse en el respeto hacia los derechos humanos, así como nadie debe ser discriminado nunca, ni por su origen, ni por su color de piel, ni tampoco por su creencia religiosa.

Sin embargo, la gestión pública -desde un punto de vista eminentemente pragmático- en materia de Inmigración, debe sustentarse sobre otro aforismo esencial: todo ciudadano que escoge nuestro país, tanto para vivir como para desarrollarse personal y/o profesionalmente, debe respetar nuestra cultura, nuestras costumbres y asumir como propios los valores democráticos nacionales. Por tanto, fijaremos como objetivo a alcanzar, la plena integración de la población extranjera en el seno de la sociedad española, a fin de evitar la formación ´guetos´ y prevenir la exclusión social. Asimismo, trataremos de que formen parte de nuestro actual marco de convivencia, con tal de que se rijan por nuestro mismo patrón, tanto en derechos como en obligaciones y deberes.

No en vano, hemos de destacar que la sociedad española, por lo general, es hospitalaria. España cuenta en la actualidad con una tasa de inmigración próxima al 10 % del total de la población -cerca de cuatro millones y medio de inmigrantes-. Más de 1/4 parte corresponde a la población inmigrante marroquí -a la cabeza de la delincuencia en España- y rumana, sumando ambas más de millón y medio de habitantes. Este dato llama la atención, ya que ni rumanos ni marroquíes, originariamente, no comparten ni nuestra lengua ni tienen relación alguna con las costumbres españolas. En tercer lugar, y muy por detrás de estas cifras, se halla la ciudadanía de origen británico -280.000 habitantes, aproximadamente-.

Otro de los inconvenientes inherentes a la población foránea que reside en nuestro país es, que en su mayoría, se caracteriza por tener una mano de obra de baja cualificación. Ésta apenas cuenta con empresarios capacitados para emprender dentro del sector de las pymes, con profesionales liberales de formación universitaria, con investigadores en el segmento del I+D+I, etc.

A todo esto, habría que añadir la paradoja que supone el hecho de que el grueso principal de la población inmigrante en España no proviene de antiguas colonias o de países donde nuestro país tuvo una importante influencia histórica como es el caso de Latinoamérica. Así, la población inmigrante latinoamericana no es mayoritaria en España -en contra de lo que cabría pensar-. Dentro de ésta, predomina la nacionalidad ecuatoriana, cuya tasa se sitúa tras la de marroquíes, rumanos, británicos, italianos y chinos. Actualmente, en España, residen alrededor de 150.000 ciudadanos ecuatorianos. Si bien, cabe destacar, que Colombia nos aporta unos 130.000. Y ya, con diferencia sustancial, hallamos los 90.000 ciudadanos de origen boliviano. Fuente INE 2016: http://www.ine.es/prensa/np980.pdf

En Libres, consideramos que el fenómeno de la inmigración debe ser convenientemente bien regulado, ponderado y debe ponerse en su justo valor, ya que el aporte migratorio es esencial para nuestro país, si tenemos en cuenta el progresivo envejecimiento de nuestra población. E, incluso hoy, ya se atisba que el avejentamiento de la sociedad española comienza a ser un gravísimo hándicap para sostener el Sistema Nacional de Pensiones. Por tanto, entendemos que una inmigración regulada dentro de los cauces del normal desarrollo de nuestro mercado laboral -en igualdad de condiciones que los ciudadanos nacionales-, ayudará a superar este grave problema, al menos, en el medio plazo.

Sin embargo, es inadmisible e insostenible para la Seguridad Social española albergar por más tiempo la actual tasa de inmigración, que en gran parte, se halla bajo condiciones precarias de desempleo -o de ´economía sumergida´-. Esto conllevará la creación de ´guetos´, generará delincuencia, aumentará la xenofobia y, en definitiva, provocará desagradables situaciones socialmente exclusivas de difícil resolución.

Actualmente, este problema sigue sin resolverse, y no sólo debido al fracaso de las políticas migratorias aplicadas por los sucesivos Gobiernos centrales -tanto del PSOE como del PP-, sino más bien a la falta del diseño de un Plan de Actuación de Choque en materia de Inmigración.

Por tanto, Libres propone un Plan de Actuación de Inmigración, ya que consideramos que éste será de capital importancia para el presente y futuro de nuestro país.

Este plan incluye las siguientes propuestas:

1.- Pacto Nacional por la Inmigración. Debe firmarse por la inmensa mayoría de las formaciones políticas del arco parlamentario español, en coordinación con la Unión Europea, a fin de que la gestión del problema que supone el excesivo caudal de entrada del flujo migratorio, se realice bajo una estrategia común europea; debiéndose perseguir que la llegada de extranjeros se asuma de forma ordenada por parte del país receptor. En este sentido, Libres trabajará en la idea de alcanzar un Gran Pacto europeo por la Inmigración, que no sólo contemple el flujo migratorio dentro de la propia Europa, sino también el que tiene su origen fuera de nuestras fronteras y se desplaza hacia nuestro continente, como aquel que se mueve desde Europa hacia terceros países. Y, que además, legisle desde las Instituciones comunitarias una política común en materia de Inmigración, basada en el respeto de los derechos humanos, y que a su vez, garantice la seguridad de nuestros conciudadanos y la defensa de los valores que en la sociedad europea permanecen muy arraigados desde hace siglos. Es obvio que la localización de España tiene una gran importancia geoestratégica para los intereses del conjunto de la Unión Europea. Pero, a su vez, en Libres consideremos razonable exigir a Bruselas que adopte un fuerte y serio compromiso por salvaguardar nuestros intereses en el Paso del Estrecho de Gibraltar y por proteger las plazas españolas de Ceuta y Melilla enclavadas en el norte de África. Éstas están directamente expuestas al terrible impacto que supone el flujo migratorio que proviene de la zona subsahariana. Libres quiere hacer ver a Bruselas que este es un acuciante problema no sólo de España sino de toda Europa, y que requiere un plan conjunto de actuación solidaria, propio de un gran país en el que esperamos que la UE se convierta.

2.- Ya que consideramos que España no es una hospedería que deba servir como lugar de acogida y subvención a inmigrantes que ni trabajan ni desean hacerlo, y mucho menos a quienes delinquen, desde Libres entendemos que en este sentido el Gobierno central debe ser honesto consigo mismo en cuanto a nuestra capacidad real como país de acoger solidariamente a colectivos de personas bajo situación de absoluta precariedad -en su mayoría procedentes de países de fuera de la Unión Europea-. Es un tremendo error recurrir a la demagogia ufanándonos sobre la supuesta hospitalidad y generosidad de nuestras instituciones públicas para con los flujos masivos de inmigración, si no poseemos con total garantía los recursos necesarios y suficientes como para, dignamente, poder atender a esta población extranjera, tal y como preconiza la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Si bien es justo reconocer que el porcentaje de inmigrantes en condiciones de absoluta precariedad no es mayoritario, hemos de mostrar nuestra preocupación por su tendencia al alza. Y, en este sentido, como pueblo soberano es necesario quitarnos los complejos y reconocer hasta dónde podemos llegar o hasta cuánto podemos donar solidariamente a otras comunidades. Este sensato análisis no debe ser valorado como la adopción de un posicionamiento rancio, excluyente o de ultraderecha, sino más bien como una forma razonable de optimizar nuestros recursos públicos. Hoy, la situación económica y financiera de España no es boyante, por lo que nuestro país no puede jugar el papel de mero soporte de personas que sólo quieran vivir amparados y subvencionados por el Estado español, y que no tengan ninguna intención de cotizar en el Régimen de la Seguridad Social. Por ello, como medida de vigilancia que prevenga el abuso de los recursos públicos por parte de la población inmigrante pasiva sin contrato de trabajo y sin cotizar a la Seguridad Social, es esencial ampliar el número de inspectores que controlen las ayudas a inmigrantes -proponemos la creación de una Oficina Antifraude, a fin de que sea efectiva-. Es necesario revisar los actuales e implementar con requisitos aún más específicos que justifiquen el mantenimiento de estas ayudas. Es por tanto que en Libres entendemos que se deben reforzar los mecanismos de control sobre estas ayudas, a fin de verificar que el inmigrante subsidiado realiza correctamente los cursos adecuados de formación para los que solicitó la ayuda, que recibe adecuadamente clases de español en caso de no conocer nuestro idioma, que justifica su permanente búsqueda de empleo hasta conseguirlo, o que no delinque, entre otras. Y, en conslusión, Libres considera que España debe ser un país abierto para todo aquella persona que quiera trabajar y ser un importante agente activo en el seno de nuestra sociedad. Asimismo, los Ayuntamientos deben cumplir la Ley y deben llevar un censo actualizado de todas las personas extranjeras que residen en su municipio, por medio del Padrón Municipal de Habitantes. Igualmente, la institución local debe extremar los controles de prevención que eviten engaños y fraudes en el Censo de Residentes Extranjeros, con tal de obtener ayudas inmerecidas. Para ello, debe dotarse al Censo con un equipo de funcionarios, adecuadamente capacitados, para que vigilen y constaten la veracidad de los datos aportados (nombre y apellidos, domicilio, número de miembros de la familia, nacionalidad, etc.) por cada inmigrante que acude al Censo para inscribirse.

3.-Fomentaremos la inmigración legal. En este sentido es fundamental que España firme Acuerdos de colaboración con países terceros para que si se necesitan determinados trabajadores -en función de su cualificación- se contraten directamente en ese país y vengan a España legalmente con su documentación totalmente regularizada dentro de nuestro marco laboral. Asimismo, será necesario que, en estos casos, se agilicen los trámites legales para obtener el permiso de residencia correspondiente.

4.-Libres está en contra de las políticas de ´papeles para todos´ practicadas en el pasado. Por ello, solicitará que se prohíban por ley las regularizaciones masivas. Deberemos gestionar eficazmente el control de la inmigración ilegal. Es inadmisible que existan, todavía hoy, disputas entre el cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en materia de competencias sobre el control de fronteras. Por eso, desde Libres apostaremos por la creación de un cuerpo de especialización en la vigilancia de Fronteras y en el control de entradas y salidas. Los futuros agentes serán capacitados con formación continua. Igualmente, fomentaremos e impulsaremos instrumentos tan importantes como el FRONTEX o EUROSUR en la vigilancia de las fronteras exteriores de la UE.

5.-Libres aboga por reforzar la lucha contra la inmigración clandestina y las mafias que trafican con seres humanos, incrementando los medios materiales, humanos y económicos destinados a garantizar la seguridad en las fronteras exteriores de la Unión Europea.

6.-Libres defenderá el derecho de asilo para todo el territorio de la Unión Europea y trabajará para adoptar medidas eficaces a fin de diferenciar a los inmigrantes económicos de aquellas personas que necesitan protección internacional como refugiados, ya que huyen de conflictos armados. El tratamiento no puede en ningún caso ser el mismo. Por tanto, sería necesario adoptar políticas separadas y diferenciadas (entre inmigración y entre refugiados). En este sentido, debe realizarse un reconocimiento de la situación de asilo/refugio político de las personas provenientes de países en conflicto bélico o en situación de inestabilidad política provocada por regímenes dictatoriales.

7.-España debe seguir garantizando la atención social y sanitaria a inmigrantes, si bien no puede hacerlo de manera continua (durante toda la vida del inmigrante) ni aplicarla en todas las áreas. Debe diferenciarse entre tratamientos sanitarios esenciales y/o urgentes (Asistencia Sanitaria Básica Primaria), de aquellos otros que no lo son (Asistencia Especializada). Expresado de otro modo, Libres tratará de evitar en la medida de lo posible que se establezca y normalice el llamado ´turismo sanitario´. Reiteramos que España no puede ser una ´ONG sin fronteras´ que subsidie atemporalmente a personas prevenientes de otros países.

8.-Fomentaremos la cooperación al desarrollo entre la UE y los países de origen y de tránsito, ya que consideramos que Europa tiene la obligación moral de ayudar a dichos países a su desarrollo, lo cual sin duda paliaría en gran parte los flujos migratorios masivos que se vienen sufriendo. De este modo, las mafias que han proliferado para hacer negocio con el tránsito de personas en desesperada situación de huida desde su país de origen, perderían su razón de ser.

9.-Se deberá diseñar un adecuado Plan de Prevención, a fin de extremar los cuidados y la atención médica en materia de control sanitario para evitar la entrada de enfermedades o epidemias ya erradicadas en España. En este sentido, y para ejecutar dicho plan, deberá dotarse de mayores medios económicos y humanos a los CETIs, los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes, que hoy, se encuentran completamente desbordados.

10.-Se luchará contra el peligro del terrorismo islámico, con la creación de cuerpos policiales especializados que infiltrados entre los grupos de riesgo vigilen y prevengan de situaciones de riesgo para la Seguridad Nacional de España. Para ello, se llevará un control riguroso de todas aquellas personas que sean potencialmente peligrosas para la integridad colectiva de la ciudadanía española.

11.-Es necesario regular de una manera distinta a la actual lo concerniente a la reagrupación familiar, preservando el derecho del inmigrante a reunirse con su familia, pero a la vez, eliminando fraudes y evitando el reagrupamiento de ciudadanos cuya situación no sea legal. Igualmente, Libres establecerá como elemento esencial para la reagrupación familiar el encontrarse el solicitante en situación activa de empleo, evitando con ello un incremento de la pobreza, formación de guetos, situaciones de economía sumergida, etc.

12.-Evitaremos la utilización de segundos países para entrar y establecerse en España. Se deberá estudiar si esto sucede y si así fuere, se establecerán cupos para el acceso desde dichos países que pudieran estar siendo usados abusivamente como vía de acceso.

13.-No permitiremos legalizaciones masivas para obtener réditos de tipo político (ante la celebración de unas elecciones próximas) o de otra índole. Dotaremos a la Administración de personal y medios suficientes para poder tratar cada caso de manera oportuna, minimizando fraudes y engaños en materia de legalización.

14.-Se debe modificar el actual Código Penal, dando mayor soporte y margen de acción a nuestros jueces, para que puedan ser estrictos y rigurosos contra la violencia que proceda de bandas organizadas (las famosas ´maras´, por ejemplo), mafias y grupos de extorsión (secuestros virtuales) e, igualmente, se tratará de agilizar y favorecer los trámites de extradición para estos tipos de delitos.

15.-Libres abogará por dotar a los Centros CIES de mayores medios humanos y materiales. Estos centros acogen a inmigrantes conflictivos, sin permiso de residencia, con faltas administrativas, civiles y penales a los que en su mayoría, ya se les ha dado con anterioridad una orden de expulsión, lo que supone una falta administrativa. Y ya que, algunos de ellos son delincuentes, sería necesario que el personal que vela por el correcto funcionamiento de estos centros se sienta protegido y respaldado en su labor, que debe ser siempre la de garantizar un buen trato a los internos y garantizar tanto la legalidad vigente como nuestra seguridad.

Por esto, en Libres pensamos que las personas que trabajen en los CIEs no deben ser miembros del Cuerpo Nacional de Policía, sino funcionarios de prisiones que están especializados en este tipo de trabajo.

Asimismo, Libres tratará de dar una solución eficaz a la grave problemática que supone dejar "en la calle" a más de un 50% de los inmigrantes acogidos en dichos centros, sobre todo en el caso de que éstos sean personas condenadas por delitos, y/o tengan antecedentes penales.

No hay que olvidar que, si bien estas personas anhelan disfrutar de los mismos derechos al igual que cualquier otro ciudadano español, también debe asumir el cumplimiento de las mismas obligaciones vigentes en España.
Copyright ©2016 Libres.info - Todos los derechos reservados.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo